Con la pandemia, hemos visto aumentadas de forma exponencial todas las conductas adictivas. Un dato alarmante es la medicalización de niños y jóvenes para paliar los síntomas de ansiedad y depresión. Esto no es otra cosa que un parche, puesto que nuestros niños y jóvenes han de aprender herramientas para la autorregulación, no sólo un fármaco que les duerma.

Puedes leer el  articulo completo en La Cónica de Salamanca

Todo exceso esconde una falta


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Enter Captcha Here :