La palabra depresión proviene del término latino «depressio» que, a su vez, procede de depressus (abatido o derribado). Se trata de un estado emocional que hace que sintamos una profunda tristeza y estemos desganados, experimentando un malestar interior y dificultando nuestras interacciones con el medio.

Es normal que a lo largo de nuestras vidas tengamos momentos más bajos en los que nos sintamos más tristes. Pero cuando esa tristeza persiste en el tiempo y nos impide realizar nuestras tareas cotidianas o sentimos que nos suponen un esfuerzo desmesurado, se convierte en tristeza patológica, que es a lo que llamamos depresión.

¿Pero, cómo distinguir un proceso de tristeza normal de una depresión?

 

Si experimenta depresión puede sentirse identificado con alguno de los siguientes signos y síntomas:

  • Sentirse triste o melancólico la mayoría de las veces o todo el tiempo.
  • Sentirse de mal genio o irritable la mayoría de las veces, con ataques súbitos de ira.
  • No disfrutar de actividades que normalmente lo hacen feliz, incluso el sexo.
  • Sentirse desesperanzado o desvalido.
  • No sentirse bien consigo mismo o tener sentimientos de inutilidad, odio hacia sí mismo y culpa.

Las actividades diarias normales también cambian cuando usted está deprimido. Puede:

 

  • Tener problemas para dormir o dormir más de lo normal.
  • Tener dificultad para concentrarse.
  • Movilizarse más lentamente o parecer «asustadizo» o agitado.
  • Sentirse mucho menos hambriento que antes o incluso bajar de peso.
  • Sentirse cansado y falto de energía.
  • Volverse menos activo o dejar de hacer actividades habituales.

La depresión puede llevar a pensamientos de muerte o suicidio, lo cual puede ser peligroso. Siempre hable con un amigo o miembro de la familia y acuda al profesional cuando tenga estos sentimientos.

El tratamiento irá dirigido a minimizar esos sentimientos de culpa y la sensación de abatimiento buscando el origen de los mismos y tratándolo, de manera que usted pueda recuperar la confianza y autoestima en sí mismo con el fin de poder afrontar la vida de una forma más llevadera y saludable.

 

Pide Cita